Tailandia en 15 días. Día 6. Mae Sai y Triángulo de Oro.

Nos levantábamos el sexto día en Chiang Rai. El hotel era una maravilla. El desayuno buffet está preparado en una zona cubierta en la que puedes disfrutar de las vistas del río, mientras desayunas. Es muy agradable la verdad. 

Por cierto, llevamos 6 días en Tailandia y de momento pleno de sol!! No nos ha llovido ni un día. Estamos a primeros de Noviembre con lo que ha acabado la temporada de lluvias pero algún chaparrón espero durante el viaje...

Tras un buen desayuno en el hotel, salimos hacia los destinos previstos. Mae Sai y Triángulo de Oro.



La primera parada fue Mae Sai. Estábamos en la frontera entre Myanmar y Tailandia. Es una población que está situada en la misma frontera entre Tailandia y Birmania. Esta es la principal frontera entre Tailandia y Birmania en el norte de Tailandia. Eso unido a que es la frontera por donde entra toda la importación terrestre de China, hace que haya un montaje espectacular. El río separa los dos países. Hay dos puertas de entrada una a cada parte del río con una larga cola de personas y vehículos. En la foto estamos en el punto más al norte del país. En Mae Sai  lo que se dice visitar se visita poco. Es un lugar donde podéis reservaros para compra de imitaciones tales como relojes. Parece ser que hay mucho nivel aunque para nosotros como ya hemos comentado estas cosas carecen de interés aunque si que tengo que reconocer que el lugar impactaba bastante. Estuvimos en la misma frontera entre Tailandia y Birmania y os aseguro que no es como cruzar de España a Francia.

Además, a la pregunta de la posibilidad de cruzar la frontera Nita nos comentó que era muy peligroso porque pueden ponerte "droga" en tus bolsas. Me pareció un cuento "tailandés" y simplemente no les caen bien los birmanos. 

De aquí pasamos a ver los jardines Doi Tung. Allí hay un wat, un palacio, unos jardines, y alguna cosilla interesante más aunque visto lo anterior, tampoco nada realmente irresistible.

Sin mucho mas que ver nos dirigíamos a ver la joya del día. El Triángulo de oro. Dijo joya más simbólica que en sí lo que íbamos a ver. El triángulo es una frontera natural entre Tailandia, Myanmar (antigua Birmania), y Laos. Cuando ves estas fronteras y separaciones entre países te das cuenta que esto de la Unión Europea es algo excepcional en el mundo aunque tengo que decir que he cruzado fronteras como Croacia - Bosnia que suenan a superchungo y han sido mucho más light que lo que he visto aquí en Asia. 




Una curiosidad: En Tailandia está prohibido el juego. Otra de esas prohibiciones que todos sabemos que nos las cumple nadie. De todas formas, ya han estado bien atentos en Laos y Myanmar para poner uno en cada frontera, jeje. Sólo tienes que cruzar en el Triángulo de Oro en barquito y a dejarte pasta en los casinos! De todas formas nos dice el guía que estos casinos son de los chinos. Entiendo que aquí en el sudeste asiático pasa como en Europa con Alemania. Se ve que los chinos aquí son los que mandan. Si os fijáis en la foto de arriba podéis ver el casino de Laos con su cúpula dorada.

Dimos un paseo por la zona del muelle que se llama So Ruak, visitamos el Yup big golden Buddha (es un buda enorme de oro), el Wat Phrathat Doi Tong, un wat que tiene una escalinata muy interesante y un wat con unas campanas. En fin no estaba mal. Acabamos la visita subiendo al mirador para hacer unas fotillos y ver el triángulo desde la altura.



Después de esto, teníamos incluida la comida en el restaurante de un hotel con vistas al río Mekong. Estaba bien el sitio. 

Con ello, ya cansados, sólo nos quedaba la visita a Chiang Saen. El último templo. Este si que era muy interesante. Es algo así como Ayutaya pero sin la envergadura del propio. Estubo bastante bien. Recomendable.

Llegamos al hotel y teníamos que disfrutarlo un poco, era una pasada.

Como conclusión al día, decir que había leído que no era muy recomendable el Triángulo de Oro. En mi opinión el triángulo en sí no tiene mucha gracia aunque para mí si que fue muy interesante toda la visita tanto en Mae Sai, Triángulo de oro, como todos los puntos de interés que visitamos, unido a las explicaciones de nuestra querida Nita. Por tanto yo sí que hago una valoración positiva de la zona. Si tuviera que elegir entre Mae Hong Son y Chiang Rai con triángulo de oro sin duda me quedaría con esta segunda opción.