Día 8. Paseo en bici en Central Park, Coney Island

Se acaban los día en la Gran Manzana y hay que aprovechar al máximo!
Una curiosidad del hotel que cada día me gusta más! Ayer mientras desayunábamos el encargado/director del hotel se nos acercaba y nos dejaba unas cajitas de caramelos. Hoy estábamos en la recepción del hotel viendo la ruta en el ordenador, cuando se acerca a ofrecernos unas botellas de agua para el día. Así a todo el que pasaba. La verdad me ha sorprendido y son muchos los detalles de este tipo de cara al cliente.sin duda lo recomiendo.
Volvemos a la visita!
Para hoy tenemos reservadas una bicis para hacer un paseo por Central Park. Seguro que habría sido mejor si hubiera salido soleado pero la verdad lo hemos pasado más que bien.
Decir que las bicicletas se deben reservar por internet ya que el coste es mucho más bajo que allí mismo. Lo que allí cuesta 1 hora que son 14 dólares por internet tienes 3 horas que es lo que habíamos planificado para la visita.
Antes de coger las bicicletas nos acercamos a las esculturas de HOPE y LOVE a hacer la típica instantánea ya que estaba al lado de la tienda de bicicletas. Recomiendo que busquéis un sitio que esté cerca de Central Park para no tener que caminar mucho con la bici.
Otros paseos que tienen muy buena pinta son el de Battery Park, que lo hice corriendo y el de el puente de Brooklyn que mañana espero hacerlo paseando también.
Sin entrar en detalle en el paseo en bici, os darán un plano con el paseo que debéis seguir ya que se rueda en una dirección. Que hay que respetar la zona de peatones y por ella no se puede ir en bici. Que se tarda en dar la vuelta completa algo más de una hora (de paseo) y no es demasiado duro aunque hay alguna rampita. En el plano os marcan los monumentos donde se recomienda parar a visitar y tomar unas fotos. Nosotros hemos hecho el paseo haciendo alguna parada y mañana si el tiempo mejora volveremos a ver algunas cosas.
Despues de la ruta ya había hambre y con hemos ido a la hamburguesería recomendada en tantos sitios. Joint burguer en el hotel Parker. Había muchísima gente así que hemos ido a comer al Rockefeler ya que para una hamburguesa hacer cola... como que no...
Con el hambre calmada, cogimos el metro dirección Coney Island. La verdad que hay muy poca gente que va y tengo que decir que soy un romántico de estos sitios. El metro en la ida se hizo larguito pero a la vuelta cogimos el exprés y en media hora estábamos de vuelta.
Coney Island es una vuelta al pasado. A esas eis que vimos de pequeños en las que tantas veces salía el pa
Directos al Moma que es viernes y la entrada es gratuita. No somos ni mucho menos entendidos de este tipo de arte pero con el tiempo hemos ido viendo alguno de este tipo y no mos disgustan.