Navidades en París. Día 2

Amanecía en París. Frío, húmedo y con intenciones de lluvia. Nada iba a pararnos!

Salíamos bien temprano decididos  a continuar la visita a la capital gala y el olor a croisant y a crepes hacía que fuera inevitable hacer una parada en uno de las muchas "boulangeries" que puedes encontrar.

Teníamos el pase para todos los museos por lo que no tuvimos que hacer esta cola. Directos a la entrada en en poco más de 5 minutos estábamos dentro.



Entramos al museo por la entrada de la pirámide invertida. Famosa ya antes de la peli del Codigo Da Vinci. Justo la noche anterior estuve viendo la película. Tengo la costumbre de ver películas que están rodadas donde vamos a visitar. Para este además del código da Vinci llevamos también Amelie. Ambas recomendadas.








Estamos dentro del Louvre. Y ahora qué? Por dónde empezamos? Nuestra decisión ya premeditada era tener claro qué queríamos ver y qué nos era indiferente. Sin ser unos grandes entendidos en arte la decisión fue hacer un paseo en busca de aquellas obras más conocidas que marca el propio plano que te dan en la entrada. Le dimos algo menos de importancia a la parte más antigua como Egipto, Mesopotamia, etc y nos centramos más en la parte de pintura sobretodo en la parte renacentista. Para gustos los colores.



El Louvre como museo es una inmensidad. No nos gusta estar más de 3 o 4 horas dentro de un museo por lo que evidentemente no pudimos ver demasiado ya que seguramente necesitarías varios días par poder verlo con detenimiento. Igualmente si nos sobra algo de tiempo ya volveremos. Como primera toma de contacto con el museo nos vamos servidos.

Una vez fuera del museo volvemos al contacto con la ciudad. La plaza de la pirámide del museo es realmente bonita y hemos decidido que vamos a hacer un paseo según nos marca la guía desde el Louvre por la zona del Arco del Triunfo de los jardines de Tuilleries, hacia el Obelisco que está en la plaza de la concordia, y de ahí por la plaza Vendome hacia la Opera y la Madeleine. 







Esta zona es un distrito de tiendas de lujo que aunque no nos interesen demasiado este tipo de establecimientos está muy bien el barrio y el paseo es muy agradable. Fijaros en los precios de los escaparates. Son impresionantes. No sabes si está en euros o en en céntimos, tanto cero marea.



El paseo continuó hacia el Palacio Real, sin duda algo decepcionante. (me esperaba algo más ostentoso) y comimos unos Entrecottes en un agradable bistrot por la zona. Hay bastante oferta gastronómica no tan enfocada para turistas sino seguramente para gente que trabaja por el barrio.


Despues de retomar fuerzas y las ganas de verla más de cerca nos llevaron a tomar el metro para ir a la Torre Eiffel y pasear por los Campos Elíseos. Qué mejor manera de hacerlos que con un buen crepe de Nutella en la mano! :)

Aquí la tenéis...








Las caras de cansancio empezaban a aparecer pero no todos los días se está en París por lo que era el momento de continuar la visita y cogimos el metro para ir a Les Invalides. Digamos que era una residencia a los inválidos de guerra que no tenían donde ir. Ahora es un templo donde está enterrado Napoleón y un muy recomendable museo militar donde se detalla e ilustra las principales guerras en las que se ha visto envuelto Francia, casi todas, sobretodo la 1º y la 2º Guerra Mundial. Muy ilustrativo todo él. Recomendable 100%.




Para completar el día visita de nuevo a Sacre Coeur por la noche.


Sales del metro justo delante del Moulin Rouge. Hay mucha gente por todos los sitios. Está todo decorado de Navidad. Vamos a subir de nuevo a ver el Sacre Coeur iluminado, que por cierto está precioso y a tomar algo en el mercadillo de Navidad que está justo cuando sales del funicular. Está incluido en el metro y la cola va bastante rápido ya que hay dos. A estas horas apetece subir en él. Está lleno de tiendas y la verdad unos escaparates de quesos, pescados y carnes de infarto! Nosotros nos llevamos unos quesos para la cena! :P







Día completo. Ahora a descansar que no tenemos mucho tiempo y estamos en el ecuador del viaje y queda mucho por ver.