De safari por Mikumi!

Tras despedirnos en el colegio partimos rumbo a Mikumi. La verdad que da un poco de penita ya que son pocos días pero muy intensos y se le coge cariño a la gente. Tenemos a penas una hora de trayecto. 

Es nuestro primer safari. Sabemos que no vamos a un sitio de primer nivel de safaris pero al ser el primero seguro que lo disfrutamos. En general nos habían recomendado el Serengeti pero la distancia hacía que ya se dispararan los ya caros safaris que hemos reservado para Mikumi.

Mikumi es una zona que tiene sus ventajas e inconvenientes para realizar los safaris. 

En cuanto a animales, nos informan de que los grandes animales vamos a ver los mismos, salvo el rinoceronte que no hay. El resto van a estar todos. En cuanto a aves nos han dicho que es algo más flojo ya que hay muchas que no están en esta zona. Como no somos tampoco muy expertos, creo que nos va a valer la experiencia para al menos hacernos una idea. Como ventaja según nos han explicado en Serengeti vas continuamente con otros vehículos por la zona de animales. Cuando hay algún animal se acumulan decenas de vehículos e incluso los animales se han acostumbrado a la muchedumbre moderna.

Para nosotros han sido 3 días insólitos, ya que nunca habíamos vivido una experiencia de estas características. Decir que el precio me pareció prohibitivos. También elegimos el hotel más caros de los 6 que podíamos elegir ya que teníamos miedo de no estar a la altura de lugar para dormir, comer etc aunque estuvimos muy cómodos, y el alojamiento fue genial. Teníamos una tienda con todos los lujos, y los servicios del hotel eran realmente profesionales. Por poner algún pero la comida era poco variada pero parece ser que es algo común en este tipo de hoteles. En mi opinión estaba todo muy bien.

La experiencia fue muy positiva. Subirnos en un coche con el chófer y pasearte por el medio de la nada en busca de algún animalejo o animalote. El chófer nos comentó que tuvimos bastante suerte ya que vimos todos los animales que se pueden ver en el parque en apenas dos días por lo que el tercer pronto terminamos ya que estábamos muy cansados.

Las cebras son muy bonitas, las jirafas señoriales e imponentes, bajo los arboles buscan la sombra los elefantes, miles de impalas por todos sitios, y hasta una familia de leones comiendo un búfalo en directo que acababan de cazar. Esto unido a monos, pumbas, gacelas, bisontes, y muchos más...

Tras tres días de safari, nuestro chófer nos llevo de vuelta a Dar es Salaam. Nos alojamos en el Tanzania executive suites. Fue una noche pero estuvo muy bien el hotel. Como curiosidad destacar los horarios diferenciados para hombre y mujeres para el gimnasio. No podía ir junto a Eva!

Y para acabar con un gran contraste, de camino a casa, ya que hacemos escala en Dubai, no quedamos 3 días!

Bye bye Tanzania!