Tailandia en 15 días. Día 9 Bangkok. Mercado del tren y mercado flotante.


Era el día reservado para visitar dos de los mercados más famosos en el mundo. El "mercado del tren" y el "mercado flotante". Lo importante de estos mercados no es en sí lo que venden, ya que es lo mismo que en los demás, sino el cómo. El mercado flotante es mucho más conocido aunque si os soy sincero el que me dejo con la boca abierta fue el "mercado del tren".
Salimos muy temprano ya que el tren que atraviesa el mercado solo pasa 4 veces al día y el único que lleva una hora más o menos certera es el primero. El resto... pues es posible pero no se sabe seguro. Lo del mercado del tren casi que ni lo voy a comentar, os dejo este vídeo y lo veis.
 
 

                      
Increible, la verdad que es una chorrada pero una de esas chorradas que no se te va a olvidar nunca. Ojo con la comida justo a cm por donde pasan las ruedas del tren. Hasta minutos antes de haber pasado el tren me hubiera jugado una paella a que por ahí no iba a pasar ningún tren. En fin cosas que tiene el mundo. 

Algo que no se aprecia en las fotos, es el olor que hace. Los alimentos que hay expuestos al calor (aunque estén bajo de los toldos), despiden un fuertísimo olor. Espero que la comida que nos están sirviendo a nosotros no sea esta... jeje.
La otra visita, el mercado flotante, agradable en cuanto el ir en el barquito y tal aunque algo estresante el sentir como solo que quieren que venderte. No estuvo mal la experiencia. Te suben a la barquita y el "gondolero" por llamarlo de alguna manera te va llevando a las tiendas de souvenirs. Tiene muy claro a cual te tiene que llevar... Parece que aquí en Tailandia todo funciona así. 

Vuelta a Bangkok, chaparrón, Tuc tuc y al hotel.
Ya que la cosa iba de mercados por la tarde, al centro comercial más grande de Thailandia. Despues de comer fuimos a coger el Skytrain y de ahí al MBK. Sinceramente es increiblemente grande y sinceramente me parecen malísimas todas las imitaciones. Compramos cuatro regalitos aunque no nos gustó demasiado lo que allí había. Por supuesto preparados para regatear de nuevo..
Además a la vuelta al salir del Skytrain nos perdimos por unas callejuelas en Bangkok que no recomiendo. Suerte que pasó un taxi y lo pillamos.
Despues de cenar, nos recogía Fernando, era nuestra última noche en Bangkok. Nos llevaba a ver la capital de noche y además de llevarnos al Wat Arun, un templo muy impactante, a China Town, y al mercado de las flores (espectacular por cierto). De China Town decir que es una barriada inmensa y nos llevaron a un par de Farmacias chinas llenas de animalitos disecados,  líquidos vigorizantes, y cremas milagrosas. Aquí hubo una pequeña discusión entre el guía y un miembro de la expedición acerca de la "extracción de bilis" de los animales 



Nos llevó a ver la zona de inundaciones que tantos dolores de cabeza nos había traído antes de llegar a Bangkok. Fue un paseo nocturno agradable, charlando con otros viajeros, compartiendo experiencias de viaje.


Tras dos cortos pero intensos días se acababa el estres y venía el relax. Mañana por la mañana... a la playa!! PHUKET NOS ESPERA!!