De Dar es Salaam a Morogoro

Nos vamos a Morogoro! bien temprano, 5:00 AM estamos de camino al ferry de Kigamboni para ir a la estación de autobuses a Morongoro. Son 3 horas de viaje y allí vamos a estar unos días en otro colegio antes de empezar el safari muy cerca de Morogoro, en Mikumi.


Llegamos a la estación de buses y pronto cogemos un autobús que nos lleva. Son 7.000 Dsh y 5000 por las dos maletas. Barato. El autobús nada de lujos por no llamarlo muy austero. Somos nosotros los únicos NO turistas del vehículo. La gente nos mira sin cortarse mucho. No están acostumbrados a ver turistas en estos transportes. En el camino vale la pena no mirar los adelantamientos del conductor en una carretera de doble sentido. Es espectacular pero afortunadamente... Seguimos vivos!!


En el autobús sin levantarte de tu silla vas a poder comprar de todo. Bien por la ventana cada vez que pare a algo, vease la foto, o suben al propio bus a vender desde chicles, chocolate, hasta productos de belleza e higiene.
Por la ventana puedes comprar bolsos de paja, anacardos, u otros... muy curioso.


Además, cada ciertas paradas se sube al autobús un señor o señora vendiendo productos de higiene como cepillos de dientes o algún artilugio para ellos no muy común. La verdad es muy curioso.

Llegamos a la estación de autobuses donde desde bajo ya nos están intentando enganchar para llevarnos en taxi o coches privados. Nos están esperando allí.
Vamos al convento. Es un centro de niños discapacitados donde viven internos, ademas de prestar servicios de fisioterapia y rehabilitación a gente con pocos recursos.

Por la tarde vamos a Morogoro al centro. Vamos en Dala Dala. Pensaba que no llegaría a probar esta experiencia y ha sido ... al menos intensa.
Primero bajan unos tíos de una furgoneta chillando y discutiendo para que subas a su furgoneta y no al de la competencia. Te suben en una furgoneta donde esta todo roto. Asientos, tapicerias... incluso el suelo!!! Se ve el suelo por unos agujeros. Para más inri el conductor va con una garrafa de agua poniendola en una especie de radiador casero donde cada poco escupe el agua y sale mucho humo. Increible. 400 Dsh nos cuesta el paseo. Esto es el sustitutivo del autobús. Así están las cosas...

En el centro se puede comprar de todo. Mejor que en Dar es Salaam en cuanto a servicios y orden. Nada interesante mas que ver sus formas de vida y sus mercadillos. Compramos unos cangas (uma especie de pasmina decorada) y nos volvemos para casa.

Mañana más y mejor.